miércoles, 3 de julio de 2019

Despertando a Gracián


La excelencia graciana se muestra en la brillante exposición del Dr. Jesús Arcega sobre la versión de El Criticón del Teatro del Temple que nos despierta al sueño teatral para mirar la vida a través de la escena con esa perspectiva barroca, desengañada pero esperanzada, aprendida del aragonés.



La filosofía de Baltasar Gracián en la adaptación teatral de El Criticón de la compañía Teatro del Temple

sábado, 29 de junio de 2019

"El placer de conocer y la necesidad de saber": Gracián y colofón del curso 18-19

Cerramos el curso con el aprendizaje que nos ha brindado la literatura. El espíritu de Gracián ha quedado resonando desde que en febrero asistiéramos a la loable adaptación de El Criticón para la escena.

Muchas gracias al Teatro del Temple por ayudarnos a enseñar a Gracián y a transmitir a estas generaciones, tan paradójicas, tan del nuevo milenio y, sin embargo, tan barrocas y desengañadas, esa "metáfora sobre la sociedad que se descompone, atrapada por sus propias contradicciones  y a la que solo salva del hundimiento definitivo sus rituales y sus ceremonias". 

La propuesta fue seleccionar algunos de los aforismos que se recogen en la obra y realizar una reflexión filosófico-literaria sobre ellos. Aquí van para la reflexión... 
Quedáis todos invitados a la página de la "Embajada de Gracián" para añadir vuestros comentarios y  descubrir una selección de las mejores reflexiones sobre algunos de ellos del público de 1º de Bachillerato A y C del IES Grande Covián.


  • La verdadera felicidad no consiste en tenerlo todo sino en no desear nada.
  •  Es un mecenas que más bien “me comes” (referencia al personaje de Salasano, juego de palabras, anagrama en concreto, por Lastanosa. ¿Quién fue Lastanosa y qué era un mecenas? Explica el juego de palabras).
  • El aburrimiento es una rutina cansada de repetirse.
  • Para vivir, callar y ver.
  • La embajada del mundo donde son bienvenidos los refugiados del naufragio del mundo.
  •  Placer de conocer y necesidad de saber: necesidad de superar los desafíos.
  • Hablar “en culto” es hablar a oscuras (relaciónalo con las corrientes conceptismo y culteranismo).
  • El azar es sorprendente pero nunca se equivoca.
  • Cuando los ojos ven lo que nunca vieron el corazón siente lo que nunca ha sentido.
  •  El corazón no siempre se fía de lo que los ojos ven.
  • El sol resulta invisible de puro visible.
  •  No llegamos a ser nada si la conciencia no lo permite.
  • El diablo es discípulo aventajado del azar (o el azar es hijo del demonio)
  • Pronto lo nuevo se hace viejo.
  • No decir la verdad no es necesariamente mentir, es prudencia.
  • El bien deleitable, útil y honesto.  (¿O por el contrario debería ser como dice Critilo, “el bien honesto, útil y deleitable? ¿A qué se refiere con el bien?)
  • El hombre al revés pone la mirada en los fines, no en los medios.
  • Donde hay doctores hay dolores.
  •  La verdad casi siempre es amarga. Sin embargo, los niños, que son dulces, dicen las verdades (como los locos). Pero la verdad es amarga porque es fácil decirla pero difícil de escuchar.
  • Nacemos desnudos y llorando a la tragedia del teatro del mundo.
  •  El saber es prescindir.
  • La generosidad deja de serlo cuando compra la voluntad, entonces es soborno.
  • Todo en la vida pasa ligero porque no existe el amor verdadero.
  • No hay que recordar demasiado. El futuro nos condena a un presente de sufrimiento.
  •  El alcohol nos engaña para sobrevivir. Mirar para poder aprender. Beber te hace ciego.
  •  Existir nos obliga a decidir y eso nos provoca náuseas.
  • Mundo rugiente donde el pasado se hace presente.
  • El hombre es una oposición entre verdades y maldades.
  •  La vida es una cárcel y en las cárceles se ha perdido el juicio.
  •  El amor es el egoísmo absoluto solo porque no puede compartirse.
  •  Un asesino es un hombre que se quebró y se ha reconstruido.
  •  La vida te duele y no puedes morir.
  • No importa lo que seamos, que solo es verdad lo que aparentamos.
  • El hombre es un  misterio: no ser nadie y serlo todo.


sábado, 22 de junio de 2019

"Dulces mentiras": la verdadera revelación del arte a escena.

Zaragoza, 20 de junio 2019. A Gabriel Sánchez.

"El teatro es la poesía que se levanta del libro y se hace humana. Y al hacerse humana, habla y grita, llora y se desespera. El teatro necesita que los personajes que aparezcan en la escena lleven un traje de poesía".   


Velada teatral en el Teatro de la Estación. Hacía tantos años desde mi última visita (recuerdo con especial cariño cuando con nuestro grupo escolar de teatro de 1996 asistimos a la puesta en escena de La venganza de Don Mendo)... Esta vez la ocasión era aún más emocionante. Dulces mentiras, versión del texto Usted tiene ojos de mujer fatal de Jardiel Poncela, interpretada por los alumnos de la Escuela del teatro. El papel protagonista de Sergio Hernán, un dandi seductor aparentemente incorregible, tenía los ojos de Gabriel. Conocí su  mirada atenta y llena de inquietud literaria en el aula aquel curso 2016-2017. El objeto de su mirada entonces eran los espléndidos detalles que captaba de modo magistral tras su cámara fotográfica. Esta tarde han sido mis ojos los que, contemplándolo sobre la escena, rescataban imágenes grabadas ese 4º de ESO hablando precisamente de dandis y mujeres fatales y, por su puesto, de Lorca y del teatro como literatura (o poesía) hecha humana.
Después de la emoción de ver la espléndida actuación y del abrazo del reencuentro tras dos años no podía contener el interés por conocer qué le provocó la revelación del arte de la escena. Quería reseñar sus palabras, pero no me resisto a transcribirlas casi literalmente: "Siempre había estado detrás de una cámara y nunca delante del público... pero me ayudaste a entender la literatura como arte, a verla como una catedral o un cuadro, a ver a un escritor como un arquitecto. El teatro no es solo la historia que un artista escribió, es la historia que no se escribe y que está detrás del guion (el teatro es la literatura que se vive)".
No hubiese sabido explicarlo mejor... Hoy el teatro, a través de los ojos de Gabriel, me ha enseñado a mí una lección esencial: la vida dedicada a la enseñanza de la literatura tiene el sentido de lo sublime, de lo que impacta y emociona de modo conmovedor (a pesar del cierto trasfondo frustrante o incluso trágico en ocasiones). La literatura, hecha ojos, miradas, corazón y sangre que nos impulsa a seguir adelante con la ilusión y la llamada de esa voz hermosa y cadencial que se proyecta esta tarde desde el escenario y que porta la revelación de que la vida son sueños, arte y, en fin, literatura.

domingo, 26 de mayo de 2019

El vuelo de los fénix de Valdespartera

Hace dos años, en vuestra graduación de cuarto, os quise recordar un lema barroco que siempre he apreciado como máxima: “solamente lo fugitivo permanece y dura”.  
Hoy, fugitivos ya de estos años, alzáis el  vuelo definitivo, alto, y estoy segura que en esta etapa del bachillerato habéis seguido escribiendo vuestros mejores versos: los de la vida. 
Hoy, como ave fénix después del esfuerzo, resurgís a una nueva etapa vital. Por eso, reflexionando sobre el placer que ha sido conoceros y compartir un curso tan especial, no se me ocurría mejor modo que versionar estos versos del que fuese, como vosotros, “fénix de los ingenios”:

Alegrarse, desmayarse, estar furioso,
eufórico, tierno, generoso,
alentado, mortal, leal, animoso,
pero, sobretodo, vivo.
No hallasteis fuera del bien centro ni reposo,
mostrándoos cual sois: alegres, tristes, humildes, 
brillantes y siempre valientes,
sin huir el rostro al claro desengaño.
Hoy estamos tan satisfechos... 
Habéis bebido el licor suave del conocimiento sin olvidar su provecho, 
amando el saber,
aún a sabiendas de que también implica, en ocasiones,
amar el daño.
No deis nunca el alma al desengaño. 
Luchad golpe a golpe, amando la vida,
creyendo que, incluso en un infierno,
también el cielo cabe.
Sé que lo haréis.
Así sois: quien os conoció, lo sabe. 

Con todo mi cariño, siempre.
A mis queridos alumnos del IES Valdespartera curso 2016-2017.


domingo, 5 de mayo de 2019

Anexo sobre el teatro barroco.


EL TEATRO BARROCO

*Era el acontecimiento festivo principal del siglo XVII.
*Las representaciones solían comenzar con un desfile, después la LOA (presentación de la obra), primer acto de la comedia, entremés, segundo acto, JÁCARA, tercer acto y baile.
*Solían durar de 4 a 6 horas. Empezaban a las 14h. en invierno y a las 17h. en verano.
*Había compañías de actores que iban de ciudad en ciudad representando las obras teatrales de más éxito.
*Se representaban todo el año salvo durante la Cuaresma y la Semana Santa.
*Toda la sociedad acudía al teatro pero no se mezclaban.

*Aparecen los primeros teatros fijos: los corrales de comedias (patios internos de las casas en los que se levantaba un tablado a modo de escenario). Se pagaba por entrar.




*En principio no había decorados.
*Hacia mitad del siglo se empiezan a introducir decorados, efectos de vuelo desde los balcones y de descenso al infierno con fuego incluido por la escotilla del tablado.




Para una panorámica comparativa entre el teatro español, inglés y francés a través del cine véase:

Lope y el corral de comedias





Shakespeare in love

Cyrano de Bergerac
Véase la escena inicial ambientada en el teatro francés del XVII.

domingo, 3 de febrero de 2019

De Cervantes a Gracián o la transición al Barroco

A través del análisis de las dos obras cumbre de la prosa española del Siglo de Oro hemos entendido la transición de los ideales del Renacimiento a la visión desengañada del Barroco.
Ver presentación.



Resultado de imagen de Gracián
"Epopeya de la vida y anatomía moral del hombre".
La profundidad crítica en la novela alegórica del
escritor aragonés con más libros vendidos en EE.UU.
Resultado de imagen de El quijote ladran pues cabalgamos
La lucha por un ideal en El Quijote,
primera novela moderna universal.